12.7.08

puedo / no puedo

Puedo hacer como que las paredes son más interesantes. Puedo tener conversaciones banales en las que las palabras tabú abundan aquí y allá, salpicándolo todo de frases esquivas y retorcidamente vacías. Puedo jugar al no me importa y no me afecta. Puedo disimular que las piernas me tiemblan y los nervios me traicionan.

No puedo soportar el sentirte brillar como un faro. No puedo entender que hayas sido mía y que todo se haya desvanecido en una gris bruma. No puedo no sentir nada. No puedo aceptar tratos en los que mis ejércitos tengan que marchar en direcciones tan equivocadas. No puedo parar la hemorragia, que sangra, sangra, y sangra, y me deja hueco por dentro como lo estaría un niño pidiendo un helado y llorando durante horas, incomprendido. No puedo conjugar el verbo estar en pretérito imperfecto y cortarlo en dos como si fuera una sandía.

Esto es lo que puedo y no puedo hacer.

7 comentarios:

Germanico dijo...

Muy lindo. Se puede conquistar el mundo pero no superar la perdida del amor.

Abrazos

Nacho Hevia dijo...

no puedes romper el engranaje que deja atrás la primavera, pero si puedes guardar el calor que se prensó en las estaciones que amaste, para tu invierno

yo...hago aquello que sé que puedo y, orgulloso, terrible soñador, reto al límite de los verbos, aunque mis actos, a veces, se queden en un par de versos

un beso

Suciedad Anónima dijo...

Y yo no puedo dejar de leerte, aunque a veces debiera, porque eres como aquel aroma desgastado, pero persistente, que huele a pasado, y deja huella por doquier, y embiste cada recuerdo que habita en tu memoria (desgastada pero persistente). Aún así, creo que podré (futuro simple) seguir leyendo.

Mummy dijo...

Me siento terriblemente impotente cuando me dicen lo que debo o no debo sentir. Qué rumbo han de tomar mis sentimientos y qué acciones me están prohibidas aunque se me retuerzan las entrañas.
Qué putada ver que el mundo rueda y yo ando en otro tiempo, nada que hacer si no saltar y salir de esa dimensión, pero ¿quién me programa las coordenadas para no ser quien soy?
Creo que solo puedo seguir andando hasta que encuentre un camino por mí misma que me lleve lejos de este momento.

Un abrazo, amigo.

Palbo dijo...

Cuento breve:

El hombre entra al negocio porque quiere comprar una mesa. Es una mueblería, pero no antigua. Le ofrecen de varios tipos y modelos, pero el hombre no se decide y se va.

Haldar dijo...

de amores y desamores, que absurda es la vida a veces, mas si son desamores... Solo te envio un fuerte abrazo, bien calido desde esta isla del fin del mundo... Esperando reconfortarte un poquitin...

Gabriela dijo...

Hay cosas que naturalmente ocurren...
Y otras uno hace lo que puede...
(A veces queda un enorme vacío, frío; y pasa mucha agua bajo el puente antes de volver a abrir...)

Besis