14.6.08

cruces

Cruces.

Que marcan los lugares donde nunca has estado, donde nunca querrías haber ido o desde los de donde lamentas haber partido.

Cruces.

Que tachan de la lista de culpables a aquellos que es evidente que, a todas luces, son los inocentes de turno de la película cómica de policías y vaqueros.

Cruces.

Que estigmatizan aquello de lo que no queremos hablar hasta el punto de hacerlo invisible a la vista y a la sal de las heridas.

Cruces.

Otrora símbolo religioso, estandarte de sangre e Iglesia, convertidas ahora en mi excusa (matutina) para contaros un poco de qué va todo esto.

2 comentarios:

Fabio dijo...

joer... cuántas cruces.. quién se hubiese detenido a pensar cuántas hay, cuántas usamos y qué significan...
me encantan las que van tachando las cosas pendientes como conseguidas...
un gustazo conocer tu blog
saludos

Nacho Hevia dijo...

y de que de qué va todo esto...

va de continuar poniendo cruces de lunes a domingo en calendarios que te regala el banco cada año y, sin embargo, al salir por la puerta de tu casa ya no sabes ni en qué dá estamos

va de tachar con cruces cuadrículas minúsculas en inmensos papeles con sellos de grandes ministerios que de tan grandes se te hace impensable que dirijan la vida de seres tan pequeñitos controlados gracias a esa capacidad que nos otorgan para rellenar huequitos

va de aspas de molinos que encuentras cuando, por fin, eres un quijote

(pd: este comentario tiene banda sonora, lo escribí mientras escuchaba el post del 10 de junio del blog http://integralesmtch.blogspot.com/ gracias, Gabriela)
(pd: saludos, Os-K-Ar... gracias a ti por inspirarme este comentario)